Cuba rechaza su inclusión en informe sobre Trata de Personas (+video)

Luego de que el Departamento de Estado de Estados Unidos publicara informe sobre la Trata de Personas en el que incluye nuevamente a Cuba por no cumplir «plenamente con los estándares mínimos para la eliminación» de este delito, el ministro de Justicia de Cuba, Oscar Silvera Martínez rechazó públicamente lo que calificó como «decisión unilateral» así como «injustificada y discriminatoria». 

El informe en cuestión sostiene que «El Gobierno de Cuba no cumple plenamente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata y no está haciendo esfuerzos significativos para hacerlo, incluso considerando el impacto de la pandemia COVID-19».

Además, destaca a las llamadas misiones médicas como una forma de «explotación» y «trata de personas» potenciada por el propio gobierno.

«Durante el período del informe, hubo una política gubernamental o un patrón de gobierno para beneficiarse de los programas de exportación de mano de obra con fuertes indicios de trabajo forzoso, particularmente su programa de misiones médicas en el extranjero», señala.

«El gobierno no informó haber realizado esfuerzos policiales para combatir la trata de personas. Los funcionarios gubernamentales del Ministerio de Justicia continuaron siendo cómplices de los esquemas estatales de exportación de mano de obra al enjuiciar a las personas que abandonaron las misiones internacionales de Cuba debido a abusos dentro de los programas», resalta.

De ahí que esta semana, en reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre la evaluación del Plan de Acción Global de las Naciones Unidas para combatir la Trata de Personas, el ministro cubano aprovechara para negar estas acusaciones.

Cuba «está firmemente comprometida con la prevención y enfrentamiento a este delito», aseguró.

«Rechazamos la inclusión injustificada y discriminatoria de Cuba, por razones totalmente políticas, en el Informe de Trata de Personas emitido unilateralmente por el Departamento de Estado de EEUU», puntualizó.

«Es inaceptable que EE. UU. acuse a Cuba de fomentar la trata de personas o la práctica de la esclavitud», dijo, asegurando que el objetivo de esa acción es «denigrar la meritoria labor» de profesionales de la salud cubanos que «con profunda vocación solidaria y humanista, han prestado de manera voluntaria su asistencia en decenas de países, incluso en la lucha contra la pandemia de COVID-19», precisa el funcionario.

«En Cuba, la trata de personas tiene escasa expresión. Una política de tolerancia cero ha sido implementada en el país, sustentándose en los pilares de prevención, enfrentamiento y protección de las víctimas», aseveró.

Salir de la versión móvil