Decenas de balseros cubanos repatriados por la Guardia Costera de EE.UU (+fotos)

La Guardia Costera de Estados Unidos anunció a través de su cuenta en Twitter que este martes fueron repatriados 82 balseros cubanos interceptados en diferentes operativos en las costas de la Florida.

La tripulación del guardacostas Isaac Mayo fue la encargada de esta misión llevando a los cubanos de vuelta a la isla de la cual lucharon por escapar.

Alexis Boentes, periodista de Telemundo, compartió imágenes sobre una de las tantas persecuciones en el mar por parte de la Guardia Costera estadounidense a balseros cubanos que intentan llegar a tierra e ingresar al país norteño.

Además detalla “hoy las autoridades repatriaron a 82 cubanos más interceptados durante 8 operativos diferentes” cerca de los cayos de la Florida.

En un comunicado oficial de esta entidad se explica cómo sucedió cada uno de estos 8 operativos, indicando que el primero de ellos ocurrió el pasado 30 de mayo y el último el pasado viernes 4 de junio.

Jason Neiman, oficial del séptimo distrito de la Guardia Costera aseguró “la repatriación de estos migrantes resalta la unidad de esfuerzo que se requiere con muchos de nuestros compañeros junto a los que trabajamos para interceptar estos intentos de migración insegura hacia los Estados Unidos” añadiendo “estos balseros a menudo se encuentran en embarcaciones que no están preparadas para el viaje en el mar y los peligros que enfrentan pueden ser mortales” para las personas a bordo.

La desesperación y la esperanza de alcanzar un sueño motiva a los cubanos a continuar arriesgando sus vidas en esta peligrosa travesía, muchos han fallecido en el camino, otros se han perdido en las peligrosas aguas hasta quedar sin comida ni agua, algunos han podido llegar a su destino sin embargo, la mayoría, ha sido deportado después de tanto trabajo y tanta lucha por llegar con vida. Es lamentable en verdad que los cubanos prefieran lanzarse al mar y enfrentar todos los posibles peligros antes que continuar “sobreviviendo” en su tierra natal.

Las aguas del Caribe están mezcladas con la sangre de los cubanos, la sal del mar se ha fusionado con la de las lágrimas que estos han derramado siendo testigo de incontables historias de sacrificio por un futuro mejor, un futuro que solo podemos esperar que algún día podamos tener en nuestra propia tierra sin necesidad de migrar.

Salir de la versión móvil