El locutor Rafael Serrano se despide «hasta siempre» del Noticiero Nacional (+video)

La noche del pasado lunes, uno de los principales rostros del noticiero cubano, el presentador Rafael Serrano, se despidió de su audiencia y anunció su retiro luego de más de 40 años frente a las cámaras del país.

Luego de la última emisión del noticiero, Serrano realizó el anuncio y se despidió de sus compañeros de trabajo.

«Más de 40 años frente a las cámaras del noticiero nacional de televisión avalan la obra de mi compañero Rafael Serrano, un hombre cuyos méritos aquí no cabrían. Ha sido ejemplo de disciplina, ejemplo de modestia, rigor, excelente dominio de la técnica, buen gusto y respeto a la audiencia. Eso es lo que ha caracterizado su paso por el noticiero», señaló su compañera la locutora Agnés Becerra.

«Hoy le despedimos del noticiero con la tarea más que cumplida y el cariño de todos sus compañeros, sobre todo los que de él nos sentimos sus eternos aprendices, muchas gracias por todo», agregó.

Con un cuadro de una foto con Fidel y un ramo de flores, lo despidieron el vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) Danilo Sirio y el director general del noticiero Adrián Fonseca.

«Yo no vine a despedirme (…) vine más que todo a agradecer, a agradecerle a la vida la oportunidad que me dio de vivir el tiempo que me ha tocado vivir», dijo Serrano con aparente emoción.

Además de agradecer a los «líderes históricos de la Revolución», expresó su gratitud a la audiencia y a su familia.

«Un beso y un abrazo, los quiero», finalizó luego de dar la bienvenida a quien ocupará su silla en el futuro, el comunicador Rey Gómez.

En los últimos tiempos Serrano pasó a ser objeto de polémicas noticias pues fue captado en cámaras mientras viajaba junto a su familia a la que él mismo calificara como la ciudad «de la mafia terrorista anticubana», Miami, EE.UU, lo que desencadenó muchísimas críticas en su contra por su «doble moral» al declararse comunista pero visitar al «imperio».

No obstante, nada de eso quita que durante décadas fuera el rostro que millones de cubanos vieron mientras crecían lo que lo convierte en una de las figuras más representativas de la isla.

Salir de la versión móvil