En imágenes y videos la protesta de los cubanos frente al Vaticano luego de que se les negara la entrada

Unos 500 cubanos emigrados, desde distintas partes del mundo se personaron el pasado domingo en las afueras de la sede del Vaticano en Italia, envueltos en banderas cubanas con la intención de pedirle al papa que se pronunciara con respecto a la situación en Cuba pero les fue denegada la entrada.

En la mañana del domingo mientras el papa oficiaba la misa, las autoridades de seguridad le impedían a los cubanos entrar hasta la Plaza de San Pedro aún cuando estos iban de manera pacífica.

Los presentes, incluido el youtuber opositor Alex Otaola, grabaron videos que subieron a las redes sociales contando lo que estaba sucediendo y cómo dejaban pasar a todos los demás excepto a los cubanos.

«Nos arrodillamos frente al Vaticano porque no nos dejan pasar, nuestra fe no merece ser escuchada según la iglesia católica, así nos segregan y dividen a quiénes pacíficamente queremos libertad y derechos humanos para nuestro pueblo», señaló el activista exiliado en España Lázaro Mireles, coordinador del grupo Acciones por la Democracia.

«La sede del papa (supuesta religión sin ideologías), nos prohíbe la entrada a la Plaza de San Pedro, nuestra fe no es válida en este camino de libertad, nuestras peticiones no cobran sentido en un mundo donde reina quién paga. Seguimos concentrados pacíficamente», añade.

Mientras esperaban pacientes al otro lado de las barandillas y agentes, intentando dialogar para que les permitieran el paso, muchos de los cubanos comenzaron a rezar a la virgen, incluso se acostaron sobre el pavimento en la calle cubiertos con las banderas cubanas en señal de protesta.

Incluso uno de los cubanos logró acceder hasta la plaza y; mientras el líder religioso hablaba, se arrodilló en silencio levantando una bandera de Cuba, al poco rato llegaron los guardias de seguridad y lo sacaron del lugar.

Al final los cubanos no pudieron entrar, pero sus gritos se escucharon en todo el lugar y la prensa local e internacional se hizo eco de lo sucedido.

Salir de la versión móvil