Hermanita, padre y otros familiares que viajaban con el niño cubano fallecido en la selva del Darién se encuentran desaparecidos (+video)

«Una horrible pesadilla», es la única forma de calificar lo que ha vivido la familia del adolescente cubano de 14 años que falleció de un infarto en la selva del Darién el pasado fin de semana. «Como una película de horror», así lo describieron familiares de Cuba y EE.UU.

María Caridad Semino, tía del niño contó que el menor viajaba junto a su padre Raunel Corrales, su madre Lisandra, su hermanita de 5 años, sus abuelos maternos y un hermano de la joven.

«Mi familia no tiene consuelo, mi sobrinita tiene problemas, ella es impedida física, tiene su manito mal, entonces lo único que quisiéramos es que la gente se tocara de corazón y que ayudara a mi familia a llegar a este país ya que desde hace cuatro años salimos de Cuba».

El grupo familiar había comenzado el peligroso viaje por tierra desde Chile con el objetivo de llegar a EE.UU pero nunca se esperaron que un trágico destino los estaba esperando.

La madre, Lisandra, falleció el pasado 10 de octubre cuando intentaban cruzar vía marítima en una embarcación con un total de 30 personas desde Colombia hacia Panamá. El bote se hundió y Lisandra se ahogó al igual que 2 migrantes haitianas. Las 3 mujeres fueron entonces enterradas juntas.

Los sobrevivientes permanecieron un tiempo en un pueblo fronterizo hasta recuperarse de las quemaduras del sol y del choque emocional y luego continuaron su camino.

«Los lanzaron a la muerte. Tuvieron que pasar por lugares muy malos, sabiendo que mi familia no iba a poder pasar por allí. El niño no tenía nada, era un niño sano, bueno y de pronto me llaman para decirme que falleció», comenta destrozada la tía.

El niño Bryan Romer Corrales Bravo de 14 años fue enterrado en la misma selva del Darién pues, según la Defensoría del Pueblo de Colombia, el cadáver se encontraba en un alto grado de descomposición, eso, sumado a las malas condiciones climáticas impidió que se trasladara a la ciudad el cuerpo para un entierro más digno.

La familia en Cuba y EE.UU confiesa estar «desesperada» pues desde hace más de 4 días no tienen noticias de los 5 miembros del grupo que continúan en la selva: la pequeña de 5 años, el padre, los abuelos y el tío del menor fallecido, todos desaparecidos.

Además, aseguran, «los coyotes no tienen escrúpulos y están amenazando con matarlos» ante la persecución policial por el impacto de este caso.

A raíz de esto, que viene a añadirse a la larguísima lista de migrantes fallecidos intentando llegar a EE.UU, el defensor del pueblo Carlos Camargo, pidió a la cancillería de Colombia y Panamá implementar una ruta humanitaria entre ambos países, para evitar que hechos como este se sigan repitiendo.

«No queremos más muertos, las medidas deben implementarse ya», insistió.

(video tomado de AméricaTeVe)

MiradaCubana ofrece sus condolencias a familiares y amigos de las víctimas.

Salir de la versión móvil