EE.UU: Valiente niña hondureña de tan solo 7 años cruza sola la frontera

Valiente niña hondureña de tan solo 7 años cruza sola la frontera hacia Estados Unidos con otros migrantes. ´´Él solo dijo que me fuera sola y me cuidara´´ relató la pequeña.

Según informe de Televisa, su padre la acompañó en autobús durante 22 días para atravesar México y luego de entregarla a un joven que la ayudaría a cruzar el río a Texas, regresó a su tierra natal.

Aún no se conoce con certeza qué le pasó a dicho joven, pero la niña siguió adelante uniéndose a un grupo de migrantes que cruzarían también, haciendo su mayor esfuerzo para seguirles el paso y no quedarse detrás.

Fernanda Solís, hondureña de 25 años contó que la encontró llorando sola, con frío, hambre y sed en un camino de terracería al norte del Río Grande pasada la media noche y con un helicóptero sobrevolándolos desde el que les hablaban los agentes fronterizos con megáfonos. La joven intentó consolarla y le sugirió que fueran juntas a entregarse a la patrulla y solicitar asilo.

Así lograron cruzar y la menor, que cumplirá 8 años el mes que viene y debería entrar en tercer grado aunque, debido a la pandemia, no pudo terminar su segundo año escolar en la primaria, pudo entrar a Estados Unidos donde fue interrogada sobre lo sucedido y respondió cada pregunta sin dudarlo.

Con respecto al padre, la joven Solís comentó “La niña me dijo que habían intentado cruzar juntos, pero los devolvieron. Esta vez, simplemente envió a la niña para que se entregara”. La pequeña explicó que su padre no tenía más dinero para realizar juntos el viaje porque había perdido su trabajo. Los solteros migrantes casi siempre son expulsados mientras que a las familias a veces se les permite quedarse para el proceso de solicitud de asilo, pero no fue su caso.

Su único familiar conocido vive en Carolina del Sur pero aún así siguió adelante, ´´así es como actúa. Ella es valiente´´ dijo Solís. La menor se entregó a Protección Fronteriza y Aduanas quienes aún no responde a una solicitud de información sobre su paradero.

La historia de esta pequeña es solo una más entre las miles de los menores que llegan sin acompañante a la frontera en busca del sueño americano y es un claro ejemplo del sufrimiento de las familias que día tras día son separadas o fallecen en el intento.

Cerca de 9.500 niños llegaron a la frontera en febrero, representando un 60% más que el mes anterior, sobrecargando las instalaciones destinadas a recibirlos, lo que ha obligado al gobierno norteamericano a apresurar la habilitación de nuevos locales que satisfagan la creciente demanda, así como agilizar el proceso de entregar a los menores a sus familiares del norte.

La antigua administración de Trump devolvió a unos 8.800 niños que llegaban en estas condiciones, sin embargo, Biden decidió optar por un intentar un sistema de asilo ordenado con un enfoque más humanitario para proteger a estos menores aunque puede que esto solo haya empeorado la situación.

En noviembre un juez federal detuvo las expulsiones de estos niños y Biden decidió entregarlos a sus familiares en el país advirtiendo que deben comparecer a los tribunales de inmigración.

Al respecto dijo Jennifer Harbury, defensora de los derechos humanos con sede en Texas ´´Los padres dicen, ‘No lo lograremos. Tenemos que ser muy realistas aquí, pero si envío a mi hijo al puente y cruza solo, tendrán que acogerlo´´ y esta es una lamentable situación que se repite día tras día cientos de veces.

Salir de la versión móvil