Nuevos detalles sobre el asesinato del presidente de Haití

El juez de paz que realizó el informe forense sobre el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moïse, informó que su cuerpo presentaba 12 agujeros de balas “hechos con armas de gran calibre y proyectiles 9 milímetros”, de ahí que falleciera en la escena.

Las autoridades están casi seguros que los criminales, pese a ser extranjeros, recibieron ayuda de haitianos internos para poder ingresar a la vivienda y luego para huir del lugar en automóviles.

Carl Henry Destin, magistrado suplente de Pétion-Ville en Puerto Príncipe indicó que tanto el despacho como el dormitorio del mandatario habían sido saqueados.

“Lo encontramos tumbado de espaldas”, destacó, “con los pantalones azules, la camisa blanca manchada de sangre, la boca abierta y el ojo izquierdo perforado. Vimos un orificio de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera y uno en el abdomen”, detalló.

En la escena del crimen fueron encontrados casquillos de 5,56 y 7,62 milímetros entre el portal y el interior de la residencia, ubicada en el barrio Pelerin.

Según los testigos ninguna otra persona resultó herida a excepción de la primera dama, esposa del presidente quien durante la mañana del miércoles se creyó que había fallecido en el hospital al que fue llevada en la capital haitiana, sin embargo más tarde se conoció que pese a sus severas heridas continúa con vida siendo tratada en un hospital de Miami a donde fuera trasladada ese mismo día.

La hija de la pareja, Jomarlie Jovenel Moïse se encontraba presente al momento del barbárico ataque pero afortunadamente pudo esconderse a tiempo en la habitación de su hermano.

Por otra parte, la empleada doméstica así como el guardia de seguridad fueron atados por miembros del grupo armado quienes entraron a la propiedad gritando “operación DEA” (por sus siglas en inglés Administración para el Control de Drogas) pero Estados Unidos negó la implicación de la agencia antidrogas norteamericana en el hecho.

En la tarde de ese mismo día, las autoridades dieron a conocer que habían logrado abatir a 4 de los presuntos asesinos y que habían arrestado a dos más entregándolos a las fuerzas judiciales para la respectiva investigación. Todavía no se conoce quiénes fueron los nacionales involucrados, la investigación continúa abierta.

Varios mandatarios condenaron este vil acto y expresaron sus condolencias al pueblo haitiano. El presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel dijo a través de su cuenta de Twitter “Lamentamos profundamente el fallecimiento del Presidente de la República de Haití, Jovenel Moïse. Condenamos enérgicamente el hecho violento que causó su muerte. Enviamos nuestras condolencias a familiares y al hermano pueblo haitiano. Hacemos un llamado a la paz.”

Fuente: RT

Salir de la versión móvil