“Una inadmisible humillación” así cataloga la ONU la quema de pertenencias de venezolanos en Chile (+fotos- video)

El número de venezolanos que abandonaron su país ha superado los cuatro millones, la violencia, la inseguridad y las amenazas, así como la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales son las razones por la que huyen de esa región suramericana.

En el pasado, Venezuela ha acogido a miles de personas refugiadas de la región y otras partes del mundo pero en la actualidad las cosas han cambiado, los países, principalmente los de suramérica les han acogido, pero hay algunas naciones que debido a la fama que han creado los venezolanos pues se han visto imágenes no muy agradables rechazando tanto a mujeres, niños y ancianos.

Una de las peores acciones se han apreciado en Chile, país que desde el comienzo ha mostrado repudio hacia estas personas. El Diario El País informó sobre una marcha antiinmigrante en el norte de Chile, en las imágenes se puede ver una gran fogata con las pocas pertenencias de un grupo de venezolanos, exactamente en Iquique, una ciudad costera al oeste del desierto de Atacama, a unos 1750 kilómetros de la capital.

Artículos como ropa, juguetes infantiles, bicicletas, colchones, pañales, carritos de bebé y documentos ardieron luego de una manifestación a la que asistieron unas cinco mil personas este fin de semana, según indicó el medio antes mencionado.

El ingreso de venezolanos ha sido masivo y esto ha indignado a los chilenos. Las Naciones Unidas, tras la quema, calificó los hechos como “una inadmisible humillación”, según aseguró el relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes de la ONU, Felipe González.

Este fin de semana en Iquique el ambiente ardía literalmente, la propia policía desalojó a decenas de familias de inmigrantes que habían montado sus tiendas de campaña en la Plaza Brasil y en condiciones precarias.

En el grupo residían muchos padres y madres con sus hijos menores. Fue un desalojo con incidentes y marcado por enfrentamientos entre Carabineros y los inmigrantes, que terminó con 14 detenidos (10 por desórdenes, dos por maltrato de obra a Carabineros, uno por una agresión con arma cortante a un vecino del sector y una por lanzamiento de elemento incendiario) y cinco policías heridos.

“El desalojo es algo que se había advertido y se está cumpliendo”, explicó el ministro del Interior, Rodrigo Delgado. “No está permitido utilizar los espacios públicos que tienen fines de esparcimiento, de recreación, para instalar viviendas transitorias”, manifestó el principal responsable político de orden y seguridad del Gobierno, que ha anunciado la reactivación de las expulsiones.

Sin permiso de las autoridades se organizó por redes sociales una nueva marcha de los habitantes de esa ciudad que sumó unas 5 mil personas, protestaban por el descontrol de extranjeros en el país.

La marcha arrancó en la plaza Brasil y se dirigió luego al edificio de la delegación presidencial –el representante del Gobierno en la ciudad–, donde los presentes gritaron consignas antiinmigrantes y cantaron la canción nacional. En la playa, un grupo insultó a una familia venezolana, que tuvo que ser resguardada por Carabineros. Luego, algunos de los manifestantes se dirigieron a un conocido espacio público donde viven inmigrantes, que fueron alertados previamente por la policía y alcanzaron a protegerse. Fue en esta esquina, en avenida Aeropuerto con Las Rosas, donde un grupo de chilenos armó la fogata y comenzó a lanzar las pertenencias de unas 10 familias.

“Lo que nos hicieron no se le hace a un ser humano”, decía entre lágrimas una venezolana a la que le incendiaron todo. “Nos quemaron todas las pertenencias, todo. Los papeles, todo. Se llevaron a uno de mis cachorros. Vivíamos en este lugar unos 30 venezolanos. No pudimos sacar nada”, aseguró la mujer, que contó que en el lugar vivían, además, unos siete bebés.

La vicepresidente Delcy Rodríguez informó que Nicolás Maduro ordenó el regreso de inmediato a Venezuela de estos migrantes que han sido atacados por los chilenos. Venezuela rechazó estos actos de repudio y exigió a las autoridades de Chile garantizar el respeto y la integridad física.

Salir de la versión móvil