Casa insólita de Las Tunas : desafiando la ley de la gravedad (+fotos-video)

Si de proyectos arquitectónicos versátiles se trata, uno de características asombrosas está ubicado en la provincia de Las Tunas, Balcón del Oriente cubano.

Entre hombres actuales de gran valía, contamos con el ingenio de ese majestuoso proyectista que aunque santiaguero de cuna, es ya un emblemático tunero, Domingo Alás Rossel, que por su amor a La ciudad de las esculturas, demuestra su entrega legándole a su acervo obras como esta, donde utiliza sus conocimientos de la Física, combinados con la arquitectura y la ingeniería civil.

Esta edificación se comenzó a construir a mediados de marzo de 2013 y fue valorada en alrededor de 500 mil pesos. El proyecto fue concebido desde sus inicios para incentivar a niños y jóvenes, mostrando inusuales fenómenos ópticos y físicos, relacionados con la fuerza de gravedad, motivados a hacer sentir el efecto de cómo sería una gravedad discordante, es decir, con una dirección diferente a la que conocemos.

¿Se imaginan lanzar una bola cuesta abajo y en vez de bajar suba? ¿O columpiarse y en vez de ir hacia adelante sentir que algo lo impulsa más hacia atrás? ¡Impresionante!.

La Casa Insólita, es una instalación extraña que mantiene su construcción y estructura vinculado a un carácter sui generis. Por su grado de inclinación, se puede notar que resultó muy complejo a la hora de colocar bloques, revestir paredes, y hacer otras instalaciones.

Consta de cinco cámaras y cada una lleva el nombre de importantes hombres de ciencia de nuestra historia universal, como: Galileo Galilei, Pitágoras de Samos, Isaac Newton, Arquímedes de Siracusa y Leonardo da Vinci.

Entre las situaciones que experimentarás está la posición que adquieren los visitantes una vez dentro de las cámaras ,caminan todo el tiempo con la espalda hacia atrás o el pecho hacia delante, como si Michael Jackson fuera parte escencial del show.

En sus instalaciones hay una meseta que tiene una inclinación hacia delante de 20 grados, en esas condiciones se coloca una pelota o un cilindro acostado en la parte de abajo y sube dando la impresión que desafía la gravedad, hasta chocar con la pared quedándose inmóvil en la parte superior.

Llama la atención particularmente una fuente que hace fluir el agua hacia arriba, sin el uso de modernas tecnologías, fluye visiblemente en reversa.

Existe además una mesa de billar inclinada que funciona perfectamente, peces que nadan en plano inclinado como si fueran de otro mundo y péndulos que no se mueven adecuadamente.

Otra atracción es sentarte en una silla y aunque hagas todo el esfuerzo posible sentirás la sensación de estar anclado sin poder pararte, y para mayor asombro las patas delanteras de la silla están suspendidas en el aire dando la impresión que te caerás, pero resulta ser todo lo contrario.

También cuelgan unos columpios que se van a impulsar más en un sentido que en otro, es decir, el que se monte siente que en vez de ir hacia adelante, el columpio se detiene en una posición y retrocede hacia atrás.
Además un mueble llamado «Tragabolas» es capaz de tragar y devolver bolas a su antojo, sin darnos cuenta en realidad cómo las devuelve, un fenómeno que no es visible desde fuera y parece realmente increíble.
Y por si fuera poco, cuenta con espacios para ofertas gastronómicas, presentaciones artísticas y una sala de cine en 3D.

Es la primera casa de este tipo que se hace en Cuba y en América, además de ser una de las 12 que funcionan en el mundo. Según Alás Rossel, pudiera estar nominada a ingresar en el registro de los Récords Guinnes.

Busca un mapa, un amigo, una novia, un motivo y por cada ley que se niega a ponerse de manifiesto en este lugar, habrá mil razones para volver a empezar.

Salir de la versión móvil